miércoles, 24 de febrero de 2016

Se opera el pecho... y se convierte en cleptómana

"Cualquier tipo de cirugía conlleva alguna clase de riesgo. Pero el caso de una mujer brasileña que entró al quirófano para someterse a una operación estética y salió con un leve caso de cleptomanía es cuanto menos perturbador.

La mujer, en concreto, se sometió a una liposucción, un lifting de brazos, una abdominoplastia y a un aumento de pecho. La primera vez que se despertó, sus médicos fueron conscientes de que algo fallaba: tenía episodios de falta de memoria y se mostraba apática y perezosa. Dos pruebas posteriores confirmaron que durante la cirugía, la paciente había sufrido una lesión cerebral por la falta temporal de oxígeno.

El estudio del autor Fábio Nascimento, un neurólogo asociado con el hospital canadiense Toronto Western, considera que la lesión se produjo durante la hipotensión, una técnica quirúrgica común que utilizan los médicos para bajar la presión arterial de un paciente y reducir así la cantidad de sangrado durante la cirugía (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario