lunes, 6 de abril de 2009

Descubren que ciertas especies de bacterias manipulan la proporción entre machos y hembras en poblaciones de insectos


"Los seres vivos aprenden a manipular a otros seres, sobre todo si los parasitan. Se ha informado varias veces sobre cómo determinados parásitos cambian el comportamiento de su víctima para que así el parásito cierre su ciclo vital y pueda infectar a otros. Así por ejemplo la rabia hace que los que la padecen muerdan y así transmitan el virus, o un gusano parásito induce a los saltamontes a suicidarse y así quedar liberado. Otras veces no es el comportamiento, sino que cambian otros aspectos de la vida de su anfitrión. En el caso que vamos a ver ahora los parásitos incluso controlan las proporciones de seres de cada sexo en la especie que parasitan (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada