sábado, 12 de septiembre de 2009

Los hombres cosíamos ya con fibras de lino hace 34.000 años

"Las fibras, que son de lino salvaje -éste no empezó a cultivarse hasta el siglo IV a.C -, fueron halladas por casualidad durante un análisis microscópico de muestras de arcilla procedentes de capas de sedimentos del paleolítico superior en la cueva de Dzudzuana.
Los fragmentos de fibra no son apreciables a simple vista, porque las prendas y utensilios a los que estuvieron cosidos se han desintegrado con el paso del tiempo.
El paleontólogo georgiano Eliso Kvavadze y sus colegas de Israel y EEUU describen estas hebras, algunas de ellas teñidas de negro, gris, turquesa y rosa, en la última edición de la revista Science.
Los habitantes de la zona disponían en el Paleolítico superior de una amplia gama de pigmentos naturales procedentes de raíces y plantas, y los colores también incluyen el amarillo, el rojo, azul, violeta, marrón y verde.
Algunos de los hilos están tejidos y otros retorcidos para formar cuerdas y se cree que fueron utilizados para sujetar las asas de herramientas de piedra, para confeccionar cestos o coser vestimentas y zapatos hechos de pieles.
Hasta hoy, las fibras más antiguas conocidas tenían entre 29.000 y 32.000 años de antigüedad y fueron encontradas en pequeños objetos de arcilla en el sitio prehistórico de Dolni Vestonice, en la República Checa."
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada