lunes, 26 de octubre de 2009

Se declara culpable de conducir su sillón reclinable tuneado bajo los efectos del alcohol

"La-Z-Boy es una de las marcas de sillones más vendida del mundo. Creadores de la primera butaca reclinable en 1927, los americanos son un clásico en los salones anglosajones. Y ahora también en los cuartelillos de la policía, después de que Dennis LeRoy Anderson, de 62 años, se declarada culpable el lunes en San Louis en relación a unos hechos acaecidos el pasado 31 de agosto de 2008, cuando salió a dar una vuelta con su La-Z-Boy motorizada y, tras volver de la taberna, su sillón golpeó a varios coches estacionados.
El sillón, customizado por Dennis en su garaje, estaba propulsado por un motor Briggs & Stratton procedente de una cortadora de césped. También contaba con un equipo de música, portavasos y opciones personalizadas, incluyendo diferentes niveles de potencia, así como con faros y luces varias (...)"
Ver en Strambotic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada