sábado, 23 de mayo de 2009

Un médico australiano usa un taladro casero para salvar la vida de un niño


"El niño, Nick Rossi, comenzó a sangrar por la cabeza tras caerse de la bicicleta el pasado viernes en la ciudad de Maryborough, al noroeste de Melbourne, explicó el padre del pequeño, Michael. Aunque parecía que estaba bien, la madre del pequeño, Karen, decidió llevarle al hospital tras detectarle un bulto detrás de la oreja.
En el hospital el niño comenzó a sentirse mal, perdió el conocimiento y tuvo que ser conectado a un respirador artificial.
Uno de los médicos, David Tynan, se dio cuenta de que si no se actuaba con rapidez el niño moriría.
Pero en el pequeño hospital no disponen de un aparato suficientemente potente para perforar el cráneo del niño ... (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada