viernes, 8 de mayo de 2009

Un oso como padrino

"Si Ud. viera a Brutus lo primero que haría es salir corriendo. Sin embargo Casey Anderson y Missi Pyle decidieron que esta letal bestia fuera el padrino de bodas. Si bien no fue el encargado de cuidar los anillos sí compartió la torta junto con otros 85 invitados.
Anderson explicó que "salgo a caminar con él, nadamos juntos y hasta le enseñé a pescar. Brutus se relaciona con humanos de una forma que ningún otro oso puede".
El animal, que ahora pesa 500 kilos, nació en un refugio para osos en Idaho donde no podían cuidarlo. Y como tampoco estaba preparado para vivir en los bosques como cualquier animal salvaje sus esperanzas eran escasas (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada