martes, 3 de junio de 2014

Dos mecánicos consiguen trolear a Google Street View con la escenificación de un asesinato

"Que no estaba muerto, que estaba tomando pintas. Lo que parecía un crimen violento cometido a plena luz del día en una calle de una ciudad escocesa resultó ser una broma de dos mecánicos (un sector profesional muy dado a la chanza) con el objetivo expreso de engañar a Google Street View. Lo que no esperaban los bromistas era la visita –con dos años de retraso- de la brigada de homicidios de Leith, alertados por un internauta que observó horrorizado las imágenes del presunto homicidio.
El retraso de la visita se debe a la propia dinámica de Street View que (de momento) no actualiza sus imágenes en tiempo real. La escenificación del crimen tuvo lugar en agosto de 2012 y fue fruto de una genial improvisación:
“Reconocí el coche de Google viniendo en dirección contraria por Giles Street –relata el propietario del taller que pergeñó la broma- y, dado que es una calle en U, dispusimos de un minuto para preparar el engaño. Fui al local a por un hacha y simulamos la persecución y el asesinato. No todos los días se tiene una oportunidad así”.
La secuencia de imágenes muestra cómo, efectivamente, un hombre que enarbola un hacha persigue a otro tipo por las calles de Leith. La siguiente escena muestra al perseguido yaciendo en el suelo, inmóvil, mientras la tercera, tomada por la cámara trasera del coche de Google remite a la típica imagen de cuando volvemos la vista después de haber visto algo inusual –sorprendente, criminal- por la ventanilla (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada