sábado, 24 de diciembre de 2011

360 kilómetros con su esposa muerta como copiloto.

"Un canadiense de 71 años llevaba en el coche el cuerpo de su mujer que había muerto cuatro horas antes. Ella falleció en territorio estadounidense, cuando iba junto a su marido camino a Canadá. El hombre quedó tan conmocionado que no pudo detener su marcha y recorrió más de 360 kilómetros transportando el cadáver de su esposa.
La anciana de 75 años empezó a sufrir problemas de salud cuando la pareja estaba realizando un viaje por EE. UU. Decidieron volver a casa, pero en el camino la mujer falleció. Descorazonado su esposo no sabía qué hacer y siguió conduciendo el coche. Después de pasar más de 200 millas, llamó a la policía a través del teléfono de su coche.
"El hombre lo hizo inconscientemente. Puede ser que quería llevarla a casa para arreglar las cosas allí", dice el jefe de policía Robert Burks.
La Policía le persuadió para que parase cerca del Departamento de Policía del estado de Washington. Allí llevaron a su esposa al hospital donde registraron su muerte. La Policía no encontró nada sospechoso en el incidente y el cuerpo fue trasladado a Canadá."
Visto aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada