miércoles, 7 de diciembre de 2011

Hombre de negocios finlandés autoproclamado “profeta de Dios” asegura haber decodificado el Manuscrito Voynich


"[El] célebre manuscrito Voynich, un códice del siglo XV cuyo contenido muchos han tratado de descifrar en los últimos siglos ha sido decodificado, según alega Viekko Latvala, un hombre de negocios finlandés que alega ser un “profeta de Dios”.
El libro, que en realidad no tiene título, fue escrito en una lengua desconocida e ilustrado con dibujos de plantas, animales y otros símbolos que hasta ahora nadie pudo descifrar, incluyendo historiadores, lingüistas, filólogos, criptógrafos entre otros incluyendo la crema y nata de los criptólogos de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, en la década de 1950.
(...)
Latvala afirma que el manuscrito es un trabajo de ondas de sonido y sílabas vocales que contiene una profecía y agregó que es en esencia un registro de plantas del autor, quien tal vez quiso realizar un estudio científico o medicinal.
El socio de Latvala, Ari Ketola, dijo que se trata de un libro de la vida que podría todavía ser útil en medicina hoy, según el diario Welt, y agregó que el escritor era un científico de plantas, farmacia, astrología y astronomía con profecías para décadas y siglos después de su producción.
Ketola evitó explicar la forma en que Latvala decifró el libro diciendo que ningún “humano normal” puede descifrarlo porque no hay código o método para leer el texto, que es un lenguaje canal de profecía. “Esta clase de personas son raras, pero siempre han existido en la Tierra por milenios hasta hoy... y el señor Veikko Latvala ha tenido este don por 20 años”, añadió (...)"
Ver aquí.

El mes pasado se descifró, al parecer, otro de los retos criptográficos pendientes: El Código de Copiale. Un volumen de 105 páginas de finales del XVIII, encontrado en la Academia Alemana de Ciencias en Berlín después de la Guerra fría. Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada