viernes, 9 de abril de 2010

El miedo a que Hitler intentara robar la Sábana Santa, hizo que el Vaticano la escondiera

"La Sábana Santa fue trasladada al santuario benedictino de Montevergine en Avellino, Italia en 1939 y no fue llevada a Turín hasta 1946, por miedo a que Adolf Hitler quisiera robarla, según detalla el Daily Telegraph.
Según informa Religión en Libertad, el actual director de la biblioteca de la abadía, el padre Andrea Cardin, ha asegurado que tras este cambio de ubicación de la sindone se encuentra la obsesión del líder nacionalsocialista con la reliquia sagrada. Tanto el Vaticano como la familia real italiana de los Saboya, que era la custodia y propietaria de la sábana, temían que el líder alemán, muy interesado por el mundo esotérico, intentara robar la tela.
En una entrevista concedida a la revista italiana Diva e Donna, el padre Cardin asegura que "la Sábana Santa fue movida en secreto al santuario en la región de Campania bajo órdenes precisas de la Casa de Saboya y el Vaticano". "Oficialmente, era para protegerla de bombardeos, pero en realidad, fue trasladada para esconderla de Hitler, que estaba aparentemente obsesionado con ella. Cuando visitó Italia en 1938 los más estrechos colaboradores Nazis de alto rango realizaron preguntas recurrentes sobre la Sábana Santa" (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada