lunes, 19 de abril de 2010

Una mujer necesita diez sesiones de sexo al día por culpa de la Nintendo


"Puede parecer un chiste, pero no lo es. Amanda Flowers, una camarera de Manchester, asegura que necesita diez sesiones de sexo diario después de haber tenido un percance con la Wii Fit. Todo comenzó cuando sufrió una caída mientras jugaba con este aparato. Desde entonces, dice, no ha podido parar.
La cosa pinta de esta manera: hasta la más ligera vibración, ya sea de un teléfono móvil o una batidora, hace que Amanda se sienta excitada, según publica The Daily Star., que publica un artículo con el título: "La Nintendo me hizo una ninfómana".
Sus primeras sensaciones comenzaron al sentir «una punzada debajo del vientre», según ha reconocido ella misma. «A veces se extiende por el cuerpo y produce un orgasmo». El médico que la ha visto ha dicho que padece el síndrome de excitación sexual persistente debido a un daño nervioso
Amanda, 24 años y soltera, asegura que no tiene cura: «Sólo tengo que controlar mi pasión respirando profundamente. Espero que un día encuentre un semental».
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada