miércoles, 21 de julio de 2010

Mutación

Miralarima nos dejó este poema en los "comentarios" de la noticia sobre la pareja de padres negros que tuvieron un bebé blanco en contra de las leyes de la genética y que adscribimos inmediatamente, junto al clásico La nieve rosa es hermosa de Don Alipio, en el género lírico-forteano:

MUTACIÓN

“¿Al final que hemos tenido?
¿Una niña o un varón?”
Y la matrona les dijo:
“Pues a ver si les explico,
a ver si me explico yo…
Una niña ha nacido
pero de otro color
al que tenían previsto.
No sé si me explico o no”
“Nuestro bebé ¿es albino?”
“No es albino, miren, no.
Su bebé es blanco y rubito
y con ojos muy bonitos
de color verde azulón”

El padre está muy tranquilo
y al mismo tiempo contento
porque es negro su vecino
y también el butanero,
y lo son el fontanero,
el tendero y el cartero,
y negros son los amigos,
y todos los compañeros,
y también el jardinero
que a casa va los domingos…

Sus padres ‘Nmachi’ le han puesto
(‘Nmachi’ es ‘belleza de Dios’)
y ya acogen en su seno
‘el milagro que llegó’.
Según dicen los expertos
ha sido una mutación
que ha puesto de manifiesto
este cambio de color…
Y están muy desconcertados
por la dicha mutación
aunque yo conozco casos
como éste, un montón:
Como ese hijo gestado
por familias del PP
y que vota, descarado,
al amigo ZP;
o el hijo de un militar
que se enamora de un mozo
y que disfruta con gozo
cuando sale a desfilar
con mucho ‘orgullo’ y confetti;
o el que, siendo del sevilla
los que le dieron la vida,
decide animar al Betis ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada