jueves, 26 de agosto de 2010

A los niños alemanes con nombres de clases bajas les ponen peores calificaciones


"Una universidad alemana hace la prueba: dos profesores corrigen el mismo trabajo con el distinto nombre.
Los nombres de clases altas siempre obtenían mejores calificaciones.
Esto sólo se dió con nombres de chico, no con las chicas.
La idea de que las notas escolares no siempre son objetivas no es nueva, pero que el nombre propio de un alumno sea un factor para su éxito escolar es un resultado algo sorprendente de un estudio de la Universidad de Oldenburg (norte de Alemania), dirigido por la profesora Astrid Kaiser.
Según el estudio, un trabajo firmado por un niño llamado Kevin, Mandy o Cedric -nombres que en Alemania están ligados a estratos sociales inferiores- suele tener una peor calificación que un trabajo idéntico firmado por Maximilian, Jakob o Simon.
El punto de partida del estudio fue una investigación anterior, realizada también en Oldenburg por Julia Kube, quien, en un trabajo publicado en 2009, había logrado determinar una lista de nombres asociados a prejuicios negativos y otra relacionada con prejuicios positivos (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada