domingo, 28 de julio de 2013

Sondas autorreplicantes alienígenas podrían estar entre nosotros gracias a la asistencia gravitatoria estelar

"El efecto honda gravitatoria, o maniobra de asistencia gravitatoria, nos ha permitido la exploración del Sistema Solar con sondas automáticas. Consiste en conseguir una trayectoria que pase cerca de un planeta y que de este modo se transfiera algo de momento (cantidad de movimiento) del planeta a la sonda. Con ello la sonda gana velocidad y cambia su trayectoria, mientras que el planeta pierde energía de forma imperceptible. Las sondas Voyager, que ya se encuentran en los confines del Sistema Solar, usaron esta técnica en el pasado. Pero las Voyager tardarán miles de años hasta que pasen cerca de alguna estrella porque su velocidad es muy baja para las inmensas distancias estelares.

Ahora Arwen Nicholson y Duncan H. Forgan, de la Universidad de Edimburgo, proponen que se podría usar esta misma técnica empleando la asistencia gravitatoria de estrellas. Con ello se podría conseguir imprimir velocidades 100 veces superiores a sondas similares a las Voyager. Lo interesante es que no se necesita alta tecnología ni una física especulativa para explorar la galaxia con este método (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada