martes, 3 de enero de 2012

Objetos lo bastante grandes como para observarse a simple vista se han colocado en un estado cuántico

"Objetos lo bastante grandes como para observarse a simple vista se han colocado en un estado cuántico extrañamente conectado. Un par de cristales de diamante se han unido mediante entrelazamiento cuántico. Esto significa que una vibración en los cristales no podría asignarse de forma significativa a uno u otro: ambos cristales estaban a la vez vibrando y no vibrando. El entrelazamiento cuántico - la interdependencia de estados cuánticos entre partículas que no están en contacto físico - está bien establecida para partículas cuánticas, tales como átomos a temperaturas ultra-frías. Pero, como la mayoría de efectos cuánticos, no suele sobrevivir a temperatura ambiente o en objetos lo bastante grandes para observarse a simple vista (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada