lunes, 14 de diciembre de 2009

Muere, aparentemente, asesinado por el bajo


"Tom Reid, un estudiante universitario inglés de 19 años, murió el pasado 27 de septiembre en un club de Candem, en el norte de Londres, aparentemente asesinado por el bajo. Reid y su amiga, Alisha Riseley, pasaron bastante tiempo enfrente de los altavoces de la discoteca. En un momento dado el chico le dijo a su acompañante que “el bajo le estaba afectando demasiado”, así que se retiraron.
Según la chica, Tom le confesó que se sentía como si el bajo estuviera martilleando su corazón, por lo que se ubicaron el fondo. “Es divertido, pero. ¡Oh, Dios, me siento muy raro. Mi corazón late tan rápido!”, esas fueron las últimas palabras que pronunció el chico antes de caerse redondo al suelo mientras buscaban al médico del club.
No había rastros de drogas o alcohol en el cuerpo de Reid, por lo que el forense declaró que el muchacho falleció debido a la condición genética llamada Síndrome de la Muerte Súbita Cardiaca (SADS) (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada