miércoles, 29 de junio de 2011

Carpas nazis

"Los pescadores que capturan carpas tan hermosas como la de la imagen los fines de semana en los embalses de la Comunidad de Madrid poco pueden sospechar que esos peces tienen un pasado bastante turbio. Aunque resulte sorprendente, deben su existencia ni más ni menos que a Adolf Hitler.
El origen de esas carpas se remonta a la Segunda Guerra Mundial, en el período en el que la Alemania nazi y la España de Franco mantenían buenas relaciones diplomáticas, pese a la negativa del dictador español a entrar en la guerra en el bando del Eje.
El Führer conocía la afición del Caudillo a la pesca , por lo que pensó que uno de los mejores regalos que podía hacerle era cuatro parejas de peces, concretamente carpas de la especie Cyprinus Carpis Especulum, que se caracterizan por reflejar la luz del día en su lomo, ofreciendo el aspecto de un espejo bajo el agua. Esta especie no existe de forma natural en España; es de origen centroasiático y fue introducido por los romanos en Europa hace dos mil años. En Alemania son muy apreciadas por sus cualidades culinarias.
Las carpas llegaron, procedentes de Berlín, al aeropuerto militar de Cuatro Vientos en el interior de un paquete y envueltas en una tela humedecida, suficiente para mantenerlas con vida fuera del agua. Allí las recogió un profesor de la Facultad de Ingenieros Agrónomos y las llevó al campo de prácticas de ese centro universitario. De ahí fueron trasladadas al estanque de la Reina, situada en el camino que une el Palacio Real con el Pardo, en donde recibirían todo tipo de atenciones y cuidados.
Al cabo de cincuenta años, los descendientes de aquellas cuatro parejas de carpas eran ya más de 7.000 ejemplares, entre los que destacaba una que alcanzaba los 24 kilos y casi un metro de longitud. Pero en 1994 se descubrieron varias grietas en el lecho del estanque que amenzaban con su rotura, por lo que fueron trasladadas en piscinas portátiles a una piscifactoria cercana.
Con estas carpas, que rondaban como media los 16 kilos, se decidió repoblar algunos pantanos de la Comunidad de Madrid. Se calcula que, en la actualidad, el río Manzanares alberga una población de más de 12.000 carpas, ignorantes del pasado nazi de sus progenitores..."
Fuente: ¡Es la guerra!. A través de No puedo Creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada