miércoles, 25 de noviembre de 2009

Extrajo durante años fondos de las cuentas corrientes de los clientes más ricos para transferirlos a los más pobres

"Una ejecutiva bancaria alemana, bautizada por la prensa como la "Robin Hood" de las finanzas, extrajo durante años fondos de las cuentas corrientes de los clientes más ricos para transferirlos a los más pobres, por lo que fue condenada en Bonn a 22 meses de prisión en libertad condicional.
Los hechos se produjeron en la pequeña localidad de Bornheim, cercana a Bonn, la antigua capital de la República Federal Alemana, antes de la reunificación.
Erika B., cuyo nombre real fue preservado por razones legales, era directora desde 1990 de la filial local del Vr-Bank, una señora de aspecto tranquilizador, que sin embargo "compensó" por su propia iniciativa las cuentas corrientes de los más pudientes en favor de los clientes pobres. En total, según escribió hoy el diario Bild, entre 2003 y 2005 cambió de manos, en distintos períodos, 7,6 millones de euros en 117 casos comprobados.
La mujer, que tiene 62 años, no tomó jamás un solo centavo para sí misma, destacó repetidas veces su abogado defensor, Thomas Ohm (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada