jueves, 12 de noviembre de 2009

Un italiano inventó un dispensador automático de agua bendita anticontagios


"Un inventor italiano ha desarrollado un dispensador automático de agua bendita, de funcionamiento parecido al de los grifos con sensor electrónico, que evita que todos los fieles de una parroquia introduzcan los dedos en el mismo líquido, por lo que reduce el riesgo de contagio de la gripe A.
Según declaró hoy a Efe el creador del aparato, Luciano Marabese, la idea del producto, para el que ya ha recibido peticiones de otros países, incluida España, surgió mucho antes de la aparición de esta pandemia, "en 2000 o 2001", como medida sanitaria.
Marabese, propietario de un restaurante en la localidad de Briosco, unos 50 kilómetros al norte de Milán, concibió la pila del agua bendita electrónica durante una conversación con amigos en el local.
"Me tomaron por loco", precisó a Efe el inventor, quien afirmó que no está "todos los días en la iglesia pensando qué le falta", sino que la idea surgió por casualidad.
Más tarde, "pensando y hablando con la gente del pueblo, me decían que evitaban meter las manos en el agua bendita porque les daba asco", indicó (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada