martes, 29 de junio de 2010

Una joven tiene que comer cada 15 minutos para sobrevivir

"Lizzie padece un trastorno poco frecuente y no diagnosticada que le impide subir de peso. La joven de Austin (TExas) es una de las tres personas en el mundo que sufre esta enfermedad. Los médicos especulan con que sea el llamado Síndrome Progeroide Neonatal, que causa un envejecimiento acelerado y la pérdida continua de peso.
Consume cada día entre 5.000 y 8.000 calorías pero nunca ha sobrepasado los 27 kilos. Le molesta que la tachen de anoréxica ya que ella se esfuerza en comer cosas que la hagan engordar como pizza, patatas fritas, dulces, chocolate, pasteles y tartas, pollo...
Su historia es insólita desde su nacimiento. Pesó poco más de un kilo y ya los médicos no pudieron creer cómo llegó a sobrevivir. En ese momento su madre contaba cómo tenían que comprar ropa de muñeca para vestir a su hija.
Los médicos auguraron a sus padres que no podría hablar, caminar, es decir, que se olvidaran de una vida normal, pero Lizzie ha desarrollado todo su cuerpo (huesos, órganos incluso el cerebro) pero más pequeños de lo habitual.
Su historia ha servido de base para escribir un libro narrando su increíble experiencia."
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada