sábado, 24 de septiembre de 2011

Causa de muerte: combustión espontánea


"El cadáver apareció carbonizado cerca de una estufa, pero el fuego encendido en esta no fue la causa de la muerte. La conclusión forense causó sorpresa: combustión humana espontánea.
La víctima de lo que se considera como el primer caso de su tipo registrado en Irlanda era un hombre de 76 años de edad llamado Michael Faherty, quien murió en su casa en Clareview Park, Ballybane, Galway, el 22 de diciembre de 2010.
La causa de su muerte intrigó a los especialistas hasta que finalmente un médico forense, Ciaran McLoughlin, dictaminó combustión espontánea.
McLoughlin explicó que en 25 años de práctica profesional nunca había visto un caso similar.
"El incendio fue investigado de forma exhaustiva. Mi conclusión es que corresponde a la categoría de combustión humana espontánea, para la que no existe una explicación adecuada", añadió (...)"
Ver en BBC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada