lunes, 20 de diciembre de 2010

Dice ser el Jesucristo de la era digital


"A primera vista se trata de la versión en carne y hueso del Jesucristo típico de las pinturas religiosas: tiene barba larga, viste una túnica blanca, camina descalzo, lleva en la cabeza una corona de espinas, anda acompañado de unos cuantos discípulos y predica uniendo las manos en oración. Las semejanzas, sin embargo, se acaban ahí.

Dos milenios después de los episodios narrados por la Biblia, este nuevo Jesucristo vive lejos de la Tierra Santa, suele aparecer en programas de televisión y comunicarse con sus seguidores por Twitter y YouTube (más efectivos que los sermones en la montaña), conduce su propio coche (más cómodo que un burro) y los fines de semana se concede algunas cervezas (más refrescantes que el tradicional vino).

Este excéntrico señor de 62 años asegura ser la reencarnación de Jesucristo y es un viejo conocido de los brasileños. Saltó a la fama hace unos 10 años, cuando obtuvo en los tribunales el derecho a cambiar su antiguo nombre, Iuri Thais, por el de INRI Cristo, en referencia a las siglas que aparecen en la cruz y significan Jesús Nazareno Rey de los Judíos (...)"
Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada