jueves, 16 de diciembre de 2010

Resultó que la Virgen no era la única preñada del belén

"Resultó que la Virgen no era la única preñada del belén. Una de las cabras que actuaban como extras en un belén en una iglesia de Wisconsin (EEUU) dio a luz el pasado sábado una preciosa cabritilla negra, ante el pasmo de la concurrencia.
La Navidad del 2010 venía teñida de desdichas hasta la fecha: un Rudolph gigante se deshinchó, incautaron un árbol de Navidad de marihuana y un camello prefirió desplomarse sobre los feligreses de una iglesia antes que pasar por el ojo de una aguja. Hasta que un pequeño milagro se gestó en West Columbia: una de las cabras “contratadas” en una granja vecina para darle el toque agreste al belén viviente se desplomó sobre la paja: “José estaba detrás de ella y empezó a poner cara de que algo iba mal”, recuerda el pastor de la iglesia, Charles Westbrook.
Westbrook, que actuaba representando al rey Melchor, no tardó en darse cuenta de que un nacimiento estaba a punto de producirse en el pesebre, aunque no precisamente el esperado: “Vi la cabeza de la cabritilla empezar a asomar, con su placenta de líquido envolviéndola”. El parto concluyó felizmente en el pesebre. El pastor anunció feliz a la asombrada concurrencia de vecinos: “Ha nacido un bebé en un establo de Belén. Esto es increíble” (...)"
Ver en Strambotic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada